Inicio / Un poco de todo / Alimentos procesados dañan vesícula y crean cálculos biliares

Alimentos procesados dañan vesícula y crean cálculos biliares

 

Un estudio realizado por la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNA encontró que es cada vez más frecuente que pacientes pediátricos y adolescentes presenten inflamación del hígado, vesícula o cálculos biliares.

 

Mario Enrique Tapia, académico de dicha faculta de la máxima casa de estudios indicó que lo anterior es resultado del consumo de alimentos procesados, con alto contenido de carbohidratos, grasas, sales e irritantes.

 

El especialista alertó que los casos de adolescentes a quienes se le extrae la vesícula son un foco rojo para los padres, médicos y sociedad en general, pues de no cambiar su estilo de vida podrían ser pacientes obesos y diabéticos desde temprana edad.

“Chicos con una cirugía de esta naturaleza son una alerta, pues nos indican que empiezan a tener trastornos en el metabolismo de grasas, y si no modifican su alimentación, reducirán sus años de vida saludable”

Al respecto, Elvira Sandoval, docente del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina, quien expuso que  entre el 10 y 30 por ciento de la población mundial desarrolla litiasis vesicular o piedras en la vesícula.

El consumo de alimentos altos en grasas y azúcares no sólo afecta al aparato digestivo, sino a los demás sistemas del cuerpo humano. “Lo alarmante de estos padecimientos en niños y adolescentes es porque apenas  están en etapa de crecimiento y es mayor su riesgo a desarrollar obesidad y diabetes”, subrayó.

Al respecto, Mario Enrique Tapia explicó que al consumir alimentos con alto contenido de carbohidratos y grasas se genera un estrés importante en la función del hígado.

La vesícula, prosiguió, se encarga de secretar bilis, un producto que metaboliza el hígado y cuya tarea es disolver las grasas para que sean digeridas más fácilmente por el tubo digestivo.

“Si un infante consume muchas grasas o carbohidratos ejerce mayor estrés para producir más bilis y digerirlas, lo que ocasiona problemas relacionados con la inflamación del hígado o hígado graso, hiperproducción de bilis, inflamación de la vesícula y formación de cálculos biliares; muchos de ellos tienen una estructura química a base de colesterol”, detalló.

El profesor de la FES Zaragoza afirmó que hay un subregistro de estos padecimientos en niños y adolescentes, pero es más común de lo que se cree porque las familias mexicanas han modificado de manera sustancial sus hábitos y hay un fácil acceso a los alimentos procesados.

Reduce el consumo de alimentos procesados para evitar problemas de salud.

Aunado a ello, cada vez se realiza menos actividad física y hay una menor posibilidad de metabolizar de manera correcta los nutrimentos. “Esto convierte a los pequeños en sujetos sedentarios y con mayor posibilidad de ser diabéticos e hipertensos”.

Elvira Sandoval, quien trabaja en líneas de investigación relacionadas con la alimentación y las enfermedades crónicas, hizo énfasis en que el estilo de vida inadecuado es detonante de estos padecimientos.

“No es un problema generado sólo por lo que comemos, sino también porque no nos movemos. Si no tenemos una actividad física diaria, o al menos tres veces por semana, nuestros aparatos no funcionarán como deben”.

Se requiere, además, tener tiempo para el esparcimiento, comer en horarios establecidos y la disponibilidad de alimentos económicos y nutritivos.

Sigue leyendo...

Sismo de magnitud 7.7 sacude a Macas, Ecuador

Un sismo de magnitud 7.7 se registró este viernes a 224 kilómetros al suroriente de …

Diputada propone cárcel para fumadores

    México.- La legisladora del PAN, América Rangel Lorenzana, presentó una iniciativa de ley en …

Manuel lleva 19 años en prisión por el homicidio de una persona que está viva

Agentes del Estado de México lo torturaron para que aceptara la culpa de un delito …

‘Yo soy la voz de todas mujeres a quienes han llamado indias’: Yalitza Aparicio

A sus 25 años de edad, Yalitza Aparicio ha dado representatividad a las mujeres indígenas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *