Tuesday, January 18, 2022
Las noticias más destacadas de Chiapas, México y el Mundo.


Cómo elegir el mejor calentador de agua

By Minuto Chiapas , in Un poco de todo , at 10 agosto, 2021

Elegir un calentador de agua no es tan sencillo, hay que tener en cuenta el tipo de boiler, cuánta agua caliente se va a necesitar, dónde se va a instalar, el sistema o funcionamiento del mismo y los servicios que ofrece. Todo ello influirá en la decisión final, además del precio y la fiabilidad del proveedor con el que se contacta. Esto último es especialmente importante si se quiere garantizar la calidad del aparato, así como su posterior mantenimiento.

Un ejemplo de empresa cien por cien fiable y profesional es Avera, una compañía especialista en calentadores y boilers de diferentes tipos. No solo ofrecen e instalan el aparato, sino que también asesoran y prestan el mejor servicio al cliente. Para ello, tienen en cuenta el tipo de instalación que hay que llevar a cabo, el número de personas que viven en la casa, la hora del día en que se necesita en mayor cantidad el agua caliente y la necesidad de disponer de ella de manera inmediata.

Todos estos son elementos fundamentales a tener en cuenta a la hora de elegir un calentador de agua, no obstante, a continuación, se identifica con mayor profundidad todo lo que hay que saber antes de tomar la decisión final.

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un boiler

El tipo de vivienda es el principal elemento que hay que considerar antes de elegir un calentador de agua. No es lo mismo un departamento que una casa, el tamaño del lugar donde se va a instalar, así como si se hará en exterior o interior, influye en el tipo de boiler más adecuado. Una vez tenido en cuenta este primer punto, hay que considerar lo siguiente:

De gas o eléctrico

El tipo de energía con el que funcionará el calentador decantará también la elección del mismo. Ya sea gas natural, gas LP, o electricidad, cada tipo de energía tiene sus ventajas y desventajas.

Si se elige uno que funcione mediante gas natural, una ventaja es que se dispondrá del servicio todo el año. También se garantiza la protección frente a posibles fugas, ya que se monitorea en red y su infraestructura solo la pueden llevar a cabo distribuidoras autorizadas. Además se ha llegado a la conclusión que son muy eficientes, puede que más que los de tipo eléctrico.

Por otro lado, si se trata de gas LP, este sistema implica un mantenimiento bastante regular para controlar riesgo de fugas. Si bien puede resultar más económico que el gas natural, presenta mayor peligrosidad, ya que suele ir instalado en el subsuelo y aumenta el riesgo de explosiones o intoxicación.

Si se escoge un calentador eléctrico, la seguridad es la principal ventaja, ya que al no haber gas de por medio, no hay peligro de fugas. Tampoco requiere de revisiones tan periódicas ni necesita un caudal mínimo para poder funcionar. Otra ventaja es que es mucho más fácil de instalar. Eso sí, probablemente la factura eléctrica sea más elevada que la del gas.

Tipos de boiler

Si se atiende a su funcionamiento, hay una amplia variedad de calentadores de agua: calentadores de depósito, de recuperación rápida y de paso instantáneo. Los primeros tienen un contenedor donde se almacena el agua, que se va calentando a razón de un litro por minuto de forma general. La ventaja es que es uno de los sistemas que más y mejor caliente el agua, por lo que son ideales para climas fríos. Entre las desventajas está el hecho de tener que esperar a que el tanque se caliente cada vez que se quiera usar.

Los calentadores de recuperación rápida también tienen un tanque de almacenamiento, solo que es más pequeño, por eso consigue una velocidad mayor de calentamiento. Entre sus ventajas está el hecho de proporcionar agua caliente de forma continua, además de poder instalarse en espacios pequeños. También incluyen un sensor que activa o desactiva su funcionamiento con el consiguiente ahorro energético. Como desventaja se podría decir que si se usa con mucha frecuencia la temperatura del agua no consigue estar tan caliente.

Por último, están los boilers de paso instantáneos. Estos no requieren de un tanque de almacenamiento, y su funcionamiento se activa o desactiva en función de la apertura del grifo del agua. Ocupan poco espacio y consumen menos energía, eso sí, no se pueden instalar en el exterior y requieren un mantenimiento más frecuente. Una desventaja es que hay que esperar un rato hasta conseguir que salga el agua caliente, y necesitan una buena presión de agua para funcionar correctamente.

Para terminar, hay que tener en cuenta también que dependiendo de donde se ubique el calentador, el consumo de energía puede aumentar o disminuir. En este sentido, si se instala en un lugar fío, el aparato consumirá mayores recursos para que el agua alcance la temperatura deseada. De la misma forma, es conveniente apagar el aparato mientras no se esté usando para disminuir el gasto, así como regular la temperatura.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
You cannot copy content of this page