Sunday, December 4, 2022
Las noticias más detacadas de Chiapas, México y el Mundo


¿Cómo sé si mi diabetes está bien controlada? 3 señales de alerta

By Admin , in Nacional , at octubre 19, 2022 Etiquetas: , ,

La diabetes es una de las enfermedades crónicas con un alto número de casos a nivel mundial; sin embargo, los expertos advierten que muchas de las personas que la padecen no son consientes de ello; mientras que el escenario para quienes ya recibieron el diagnóstico puede llegar a ser muy variado debido a que pueden seguir un tratamiento acompañado de una larga lista de hábitos saludables, o bien, pueden ignorarse las recomendaciones ocasionando que los pacientes no puedan controlar la enfermedad, algo que puede traer graves complicaciones a la salud.

Recordemos que la diabetes se caracteriza por afectar «la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía», según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC. por sus siglas en inglés) y con ello también se presentan problemas para la producción de la insulina que de no regularse de forma correcta puede ocasionar que los pacientes sufran problemas en el corazón, pierdan la vista e incluso desarrollen enfermedad de los riñones.

TE RECOMENDAMOS: Alertan sobre epidemia de enfermedades crónicas por falta de ejercicio

Es por ello que en cuanto los primeros síntomas, en muchas ocasiones son silenciosos, comienzan a aparecer hay que visitar a un médico para recibir el diagnóstico y comenzar con los cuidados entre los que destacan medicamentos prescritos, un seguimiento médico y una lista de recomendaciones para mantener la diabetes bien controlada. Lamentablemente, en muchos casos pequeños errores en la implementación o el nulo seguimiento pueden ocasionar problemas de salud a largo plazo y en esta ocasión te compartimos las tres señales más importantes con las que el organismo advierte que algo va mal.

Cambios en la orina

Como advertíamos, una de las consecuencias más graves a causa de la diabetes son los problemas en los riñones y otro de los factores de riesgo sobre esta complicación es cuando los pacientes también están diagnosticados con la hipertensión arterial, ya que la acumulación de glucosa en la sangre también puede ocasionar daños en los vasos sanguíneos de los riñones y tarde o temprano esto terminará por detonar enfermedades renales que se pueden detectar por la apariencia de la orina. 

Algunas de las señales que se pueden detectar por medio de la orina es notarla muy oscura, con espuma o sangre, además de presentar más infecciones en las vías urinarias; mientras que en el cuerpo se pueden presentar dolores en la espalda baja. De detectar estos síntomas se debe buscar atención médica inmediata.

Niveles de glucosa alta

Cuando una persona tiene diabetes también presenta problemas para producir insulina, tal y como señalamos arriba, y esto ocasiona que la glucosa o azúcar comience a acumularse. Es por ello que una de las recomendaciones de los expertos hacia los pacientes con esta enfermedad es que midan sus niveles de glucosa al menos una vez por día para valorar qué tan bien está respondiendo al cuerpo tanto a los medicamentos, alimentación y actividad física.

TE RECOMENDAMOS: Plantean diputados dos días de descanso a la semana para trabajadores

En ese sentido, los CDC recuerdan que los valores de azúcar en la sangre se deben de medir al despertar y en ayunas, antes del primer alimento, dos horas después de la comida y antes de ir a dormir, además que lo ideal es que los valores sean de 80 a 130 mg/dL antes de comer y menores de 180 mg/dL dos horas después de comer. Así que encontrar variaciones en estas cifras puede se una de las primeras señales de alerta que la diabetes está mal controlada. 

Perdida de peso

Por otro lado, se recomienda que las personas diabéticas se mantengan en peso adecuado para evitar complicaciones, pero en esta consideración no sólo se debe buscar cumplir la meta, sino también darle un seguimiento adecuado a la pérdida de peso, ya que también este factor está relacionado con bajar de peso y en ello también influye la dieta.

Es por ello que se pide a los pacientes que lleven una alimentación personalizada y es que señales tan simples como comer en excesos y perder peso, además de un aumento del apetito sin ganar ni un sólo kilo de más es una advertencia que el cuerpo tiene para señalar que algo está mal y que la diabetes no está siendo bien controlada. En ambos casos hay que acudir con el médico para determinar qué está ocurriendo o si se trata del inicio de complicaciones como la polifagia que, de acuerdo con MedlinePlus, se refiere a «que alguien que se concentra nada más que en comer o que come cantidades grandes antes de sentirse satisfecho».

Con información de Heraldo de México