Friday, February 26, 2021
Las noticias más destacadas de Chiapas, México y el Mundo.


Pueblo Creyente pide tranquilidad y paz en Amatán

By Admin , in Chiapas , at 21 enero, 2019

Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- El Pueblo Creyente del municipio de Amatán, a través del Padre Márcelo párroco de Simojovel y defensor de los derechos humanos, pidió a las autoridades correspondientes generen condiciones para que se restablezca la tranquilidad con justicia y paz en ese municipio.

Lo anterior con motivo a la muerte de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez Álvarez, entre otros hechos violentos que sucedieron en Amatán durante el año pasado. En un comunicado de prensa, pidieron en nombre de Dios: “Basta ya de los asesinatos, no más asesinatos y atropellos a los derechos humanos en Amatán”.

“Reflexionamos y vemos que la raíz de estos crímenes es la corrupción de los políticos y de las autoridades electorales, porque permitieron que personas con antecedentes penales fueran candidatos y algunos ganaron y siguen generando conflictos cobijados por alguna autoridad de alto nivel”, esto en clara referencia al presidente de ese municipio Manuel de Jesús Carpio Mayorga.

Asimismo, advierten que se encuentra en peligro la integridad física del sacerdote José Domínguez Domínguez, párroco de San Lorenzo Mártir, ya que el mismo 17 de enero, fecha de los últimos asesinatos, “varias personas intentaron entrar a la parroquia y preguntaron por él de forma amenazante”.

“Por motivo de visita pastoral estaba en una comunidad. Esta es la segunda ocasión que intentaron entrar a la casa parroquial, la primera fue el 13 de diciembre de 2018, por lo que hacemos un llamado a todos los credos religiosos que elevemos nuestras plegarias al Dios de la paz, para que la fuerza del bien venza al mal, todos somos hermanos y hermanas, seamos todos constructores de la paz”.

Finalmente, hicieron un llamado a los familiares de los caídos, “no caigan en la tentación de la venganza, los asesinos seguirán cargando en sus conciencias de este crimen que han cometido y a los que se han manchado las manos de sangre les pedimos que recobren en el corazón y conciencia que la vida es sagrada y que no se hagan sordos a la voz de Dios: No matarás, matar a una persona es matar a Cristo”.

You cannot copy content of this page