Inicio / Videos / VIDEO: Agonía de un oso polar muriendo de hambre en el Ártico

VIDEO: Agonía de un oso polar muriendo de hambre en el Ártico

  • La videograbación muestra al animal agotado, caminar lentamente y buscando desesperadamente alimento.

 

 

 

Un oso polar con la piel colgando y marcada por los huesos, la cabeza gacha, tambaleante, arrastrando las patas y buscando comida desesperadamente, es lo que muestra un impactante video tomado en la Isla de Ban, en el Ártico canadiense, y que ha sido compartido miles de veces en las redes sociales con un llamado a la acción contra el cambio climático y sus efectos.

 

“Es una escena que destroza el alma y que todavía me persigue, pero necesitamos compartir lo hermoso y lo desgarrador si vamos a derribar las paredes de la apatía”, escribió recientemente el fotógrafo, biólogo y activista ambiental Paul Nicklen en su cuenta de Instagram, al publicar el video que grabó el verano pasado junto con la fundación Sea Legacy, dedicada a la conservación de la vida marina.
Las imágenes muestran al oso, visiblemente agotado, caminar lentamente sobre una porción de tierra sin hielo ni nieve, buscando desesperadamente alimento entre las piedras y los escombros de un campamento de pescadores Inuit. Se asoma a un bote de basura, saca un trozo de algo irreconocible y lo mastica una y otra vez.

 

 

Con información de El Universal

Sigue leyendo...

VIDEO: Juicio de “El Chapo” revive video de interrogatorio a un sicario

El material sirvió como evidencia para el juicio en contra del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera …

Adolescente vende su riñón para comprar un iPhone y las consecuencias son fatales

Dos cirujanos, un auxiliar y una enfermera, le realizaron la extracción en una clínica clandestina …

VIDEO: Padre e hijos asaltan banco y mueren en el atraco

  Un padre de familia junto a sus dos hijos, fueron los presuntos asaltantes muertos en …

VIDEO: Policía busca a hombre que pasó 3 horas lamiendo un timbre

El muy extraño hecho ocurrió en California a altas horas de la madrugada; los dueños …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *