México

UNAM revela la cantidad de microplásticos que consumes al año sin darte cuenta

UNAM revela la cantidad de microplásticos que consumes al año sin darte cuenta
Foto: Getty Images

La calidad del aire en la Ciudad de México se ha visto gravemente afectada por la alta concentración de partículas contaminantes, principalmente ozono, lo que ha provocado la frecuente activación de la Contingencia Ambiental en Fase 1 durante mayo de 2024. A este problema se suma la presencia de microplásticos en el ambiente del Valle de México, consistentes en partículas plásticas de menos de 5 milímetros y nano plásticos aún más pequeños. Estos representan una seria amenaza para la salud pública, ya que pueden ingresar fácilmente al cuerpo humano.

Un estudio de la UNAM confirma que los habitantes de la Ciudad de México respiran y beben microplásticos, incluyendo diminutas fibras, películas y esferas que pueden llegar hasta los pulmones. El doctor Priyadarsi Debajyoti Roy, investigador del Instituto de Geología de la UNAM, explica que estos microplásticos, invisibles a simple vista, están presentes en el agua, el suelo y el aire.

“Esto se ha demostrado al tomar muestras de suelo; muestras de agua superficial como en ríos, lagos, en los mantos acuíferos y, a su vez, ya hemos encontrado en los peces”, comenta el doctor Priyadarsi Roy. El equipo del Instituto de Geología y del Cinvestav, dirigido por Roy, ha detectado microplásticos en el agua potable comercializada en la Ciudad de México.

Se estima que los habitantes de la ciudad podrían estar ingiriendo hasta 10,000 piezas de microplásticos al año a través del agua, cifra que se eleva a entre 20,000 y 30,000 piezas cuando se consideran otras vías de exposición. El estudio también halló que los microplásticos están presentes en el aire que respiramos.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Montos de apoyo para útiles y uniformes escolares en el ciclo 2024-2025

Un proyecto posdoctoral realizado en 2022 por el Dr. Roy y la Dra. Shruti Venkata Chari, publicado en la revista Science of the Total Environment, mostró la presencia de microplásticos en los polvos urbanos de la atmósfera de la Ciudad de México. Este estudio, financiado por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico (DGAPA) de la UNAM, representa el primer análisis de microplásticos en depósitos atmosféricos en toda América Latina. Durante la pandemia de COVID-19, el enfoque se adaptó para evaluar los depósitos atmosféricos debido a las restricciones de salida de campo. Los microplásticos detectados provienen mayormente de Polietileno Tereftalato (PET), celulosa y celofán.

Se instalaron pequeños equipos con bombas succionadoras de aire en siete sitios del Valle de México, incluyendo Tlalnepantla, La Merced y Pedregal. Se colectaron aproximadamente 215 muestras durante 2020, abarcando tanto la estación seca como la de lluvias. Las muestras, analizadas en microscopio, revelaron la presencia de microplásticos en partículas de PM10 y PM2.5.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que la exposición a partículas PM10 y PM2.5 está ligada a enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer pulmonar, afectando principalmente a personas en países de ingresos bajos y medianos. Este hallazgo subraya la necesidad crítica de monitorear y mitigar la contaminación ambiental para proteger la salud pública.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Aumentan casos de dengue en México: 23,856 casos y 49 muertes confirmadas

El doctor Roy aseguró que se han encontrado microplásticos en sangre, heces fecales y órganos como los pulmones y el cerebro, debido a la ingestión y respiración de estas partículas. “Todavía no está muy claro a ciencia cierta qué tanto daño causan, pero sabemos que los microplásticos contienen metales tóxicos. En el estudio que hicimos de los depósitos atmosféricos en CDMX, encontramos presencia de aluminio, fierro y cadmio”, indicó el doctor Roy. Estos metales pueden causar desde irritación en la piel hasta problemas en el sistema nervioso, digestivo e inmune, y disfunción renal. El plomo, el arsénico y el cadmio, en particular, tienen el potencial de causar cáncer.

El problema no se limita a la Ciudad de México. El doctor Roy explicó que la problemática es global: “Tengo la fortuna de colaborar en diferentes países y estamos estudiando este problema en India, México, Sudáfrica y otras partes del mundo, donde se han encontrado microplásticos en el agua, aire y suelo”.

La exposición a estos tóxicos es una preocupación creciente, ya que los metales pesados hallados en microplásticos tienen efectos negativos en la salud humana. Estos hallazgos subrayan la necesidad de continuar investigando y comprendiendo el impacto de los microplásticos a nivel global.

También le puede gustar...