Salud

Colitis ulcerosa: La enfermedad crónica que se confunde con hemorroides y otros males

Colitis ulcerosa: La enfermedad crónica que se confunde con hemorroides y otros males

Algunos padecimientos son difíciles de diagnosticar debido a la similitud de sus síntomas con otras enfermedades, y la colitis ulcerosa es un claro ejemplo.

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica caracterizada por dolor abdominal y diarreas con sangre. Si no se diagnostica y trata a tiempo, puede derivar en cáncer de colon.

Los especialistas aún no conocen la causa exacta de esta enfermedad. Una teoría sugiere que las células inflamatorias del apéndice podrían dispersarse en el colon, contribuyendo a la inflamación.

La colitis ulcerosa a menudo se confunde con otras afecciones como hemorroides, enfermedad de Crohn o cáncer de colon, lo que dificulta un diagnóstico temprano.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Berro: un superalimento para la salud de las personas con diabetes

Esta enfermedad provoca inflamación y úlceras en la mucosa del recto y el colon, y se incluye dentro del grupo de enfermedades intestinales inflamatorias (EII). Afecta a aproximadamente cinco a seis personas por cada 100,000 y suele presentarse entre los 15 y 45 años de edad.

Aunque no existe una causa específica identificada, factores como el consumo de tabaco, el estrés y ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas. También se ha observado en niños pequeños sobreprotegidos por sus padres.

Las personas con antecedentes familiares de colitis ulcerosa son más propensas a desarrollarla, aunque no se considera una enfermedad hereditaria.

Los síntomas incluyen sangrado rectal, anemia, fatiga, inflamación intestinal, dolor en las articulaciones y pérdida de peso. El consumo de tabaco, algunos alimentos, analgésicos y antecedentes de infecciones están relacionados con esta enfermedad.

TE RECOMENDAMOS: 👉  ¿Buscas mejorar tu salud pulmonar? El jugo de betabel y zanahoria es la respuesta

Actualmente, existen terapias biológicas que bloquean la proteína del factor de necrosis tumoral, que produce inflamación cuando se libera de manera irregular. Un tratamiento efectivo es el golimumab, que se puede administrar mediante inyecciones o infusiones intravenosas.

El diagnóstico de la colitis ulcerosa puede realizarse analizando una muestra de heces para determinar los niveles de calprotectina, una proteína procedente de los glóbulos blancos.

También le puede gustar...