Mundo

Enfermedad del legionario: ¿Sabías que tu aire acondicionado puede enfermarte gravemente?

Enfermedad del legionario: ¿Sabías que tu aire acondicionado puede enfermarte gravemente?
Foto: freepik

El lunes 20 de mayo marcó el inicio de la tercera ola de calor en México, lo que ha llevado a muchas personas a utilizar ventiladores y aire acondicionado para enfrentar las altas temperaturas. Aunque estos dispositivos ayudan a mantener frescos los hogares y las oficinas, pocos conocen los riesgos potenciales que representan debido a la presencia de una bacteria peligrosa que puede desencadenar infecciones respiratorias y poner en peligro la salud.

Riesgos del Aire Acondicionado

El aire que ingresa por las fosas nasales se ajusta gradualmente a la temperatura corporal antes de llegar a los bronquios. Sin embargo, si el aire acondicionado está demasiado frío, el cuerpo no tiene tiempo suficiente para adaptarse, lo que puede causar problemas de salud.

Bacteria Peligrosa en el Aire Acondicionado: Legionella pneumophila

Legionella pneumophila, una bacteria gramnegativa, es responsable de causar la enfermedad del legionario y la fiebre de Pontiac. Esta bacteria se encuentra comúnmente en entornos de agua dulce, como lagos y ríos, pero también prospera en sistemas de agua artificiales, como torres de enfriamiento, tanques de agua caliente, plomería y sistemas de aire acondicionado.

Las infecciones ocurren cuando las personas inhalan diminutas gotas de agua que contienen la bacteria, un proceso que puede darse en los sistemas de ventilación de edificios grandes.

¿Qué es la Enfermedad del Legionario?

Según la Mayo Clinic, la enfermedad del legionario es una forma grave de neumonía, una inflamación pulmonar causada por una infección. La mayoría de las personas contraen esta enfermedad al inhalar la bacteria presente en el agua o el suelo. Los adultos mayores, fumadores y aquellos con sistemas inmunitarios debilitados son especialmente vulnerables.

Síntomas de la enfermedad del legionario:

  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Fiebre alta
  • Tos con moco y a veces sangre
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y diarrea

Una forma menos severa de la enfermedad, conocida como fiebre de Pontiac, se manifiesta con fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y dolores musculares. A diferencia de la enfermedad del legionario, la fiebre de Pontiac no afecta los pulmones y sus síntomas generalmente desaparecen en dos a cinco días.

Prevención de Legionella en el Aire Acondicionado

El aire acondicionado ofrece numerosas ventajas durante el verano si se utiliza correctamente. Para prevenir la proliferación de bacterias, se recomienda:

  • Limpiar y mantener regularmente los depósitos de agua y los filtros del aire acondicionado. Los filtros sucios no solo aumentan el consumo eléctrico, sino que también pueden causar la acumulación de bacterias y hongos.
  • Colocar los aparatos en ubicaciones adecuadas para evitar que el flujo de aire incida directamente sobre las personas. Se recomienda orientar las rejillas de salida hacia arriba para lograr una distribución más uniforme del aire y evitar corrientes directas.
  • Mantener la calidad del aire interior mediante una ventilación adecuada.
  • Ajustar la temperatura del aire acondicionado entre 23 y 25 grados Celsius, con una humedad relativa superior al 35%.
  • Realizar revisiones técnicas del estado del equipo con la ayuda de un experto al comienzo de cada temporada para garantizar un funcionamiento óptimo.
TE RECOMENDAMOS: 👉  Estudio revela riesgos cardíacos asociados con el consumo regular de carne roja

Con estas medidas, se puede disfrutar del confort del aire acondicionado sin comprometer la salud.

También le puede gustar...