Mundo

Científicos exigen enviar relojes a la Luna lo antes posible

Científicos exigen enviar relojes a la Luna lo antes posible

La carrera espacial ha revitalizado un desafío antiguo: el seguimiento preciso del tiempo. La NASA y sus socios internacionales trabajan en crear una nueva escala de tiempo para la Luna, crucial para futuras misiones de asentamientos permanentes. La urgencia ha aumentado debido a la competencia entre Estados Unidos, sus aliados, y China.

Bajo la dirección de Cheryl Gramling, se busca superar las discrepancias temporales causadas por la relatividad general, aplicando conocimientos de relojes atómicos usados en satélites GPS. La colaboración internacional y la implementación de redes como LunaNet son claves para el éxito.

NASA y sus socios están desarrollando una nueva escala de tiempo para la Luna, fundamental para las futuras misiones permanentes. La urgencia se ha intensificado con la nueva carrera espacial que involucra a Estados Unidos, sus aliados y China.

Un día en la Luna es aproximadamente 56 microsegundos más corto que en la Tierra. Aunque parece insignificante, estas discrepancias pueden llevar a inconsistencias significativas. “Los astronautas en la Luna deberán navegar y comunicarse usando una escala de tiempo relativa a la Luna”, explicó Cheryl Gramling del Centro de Vuelo Espacial Goddard de NASA en Maryland.

TE RECOMENDAMOS: 👉  El cerebro puede rejuvenecer gracias a ciertos tipos de estímulos

El gobierno de Estados Unidos ha dado a NASA hasta el 31 de diciembre para delinear un plan para esta nueva escala de tiempo, con la meta de implementarlo antes de finales de 2026, coincidiendo con el retorno de astronautas a la Luna después de cinco décadas.

Este desafío se destaca por los efectos únicos de la relatividad general, una teoría propuesta por Albert Einstein que explica cómo la gravedad afecta el espacio y el tiempo. “La gravedad ralentiza el tiempo”, señaló Bruce Betts de la Sociedad Planetaria.

La experiencia con relojes atómicos en satélites GPS será crucial. Estos relojes, que orbitan a unos 20,200 km de altura, han permitido ajustes precisos en la medición del tiempo en la Tierra, y los científicos esperan aplicar conocimientos similares para la Luna.

Crear una escala de tiempo lunar precisa no solo es un esfuerzo científico, sino también práctico. “El tiempo es esencial para la economía, la seguridad alimentaria, el comercio, la comunidad financiera e incluso la exploración de petróleo”, afirmó Kevin Coggins de NASA. El seguimiento preciso del tiempo permitirá a los astronautas coordinar actividades, comunicarse y realizar investigaciones con precisión.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Biden se baja: anuncia su retiro de la candidatura demócrata

Los relojes en la superficie lunar, ubicados en satélites o puntos clave, deberán ser de alta precisión. Un reloj atómico destinado al espacio puede costar varios millones de dólares, pero la inversión es esencial para la navegación y sincronización en el entorno lunar.

La colaboración internacional es esencial. NASA ha tenido conversaciones prometedoras con socios estadounidenses y trabaja con agencias como la Agencia Espacial Europea para establecer estándares a través de cuerpos de normas internacionales como la Unión Astronómica Internacional.

LunaNet, una red lunar que combinaría estándares de internet y sistemas globales de navegación por satélite, representa otra dimensión del proyecto. “LunaNet es un conjunto de estándares que los contribuyentes, como NASA o la ESA, seguirán”, explicó Gramling.

La misión de establecer una nueva escala de tiempo no se limita a la Luna. Los conocimientos adquiridos servirán para futuros viajes a Marte y otras expediciones interplanetarias. “Estamos ejecutando esto en la Luna para aprender y estar preparados para hacerlo en Marte o en otros cuerpos celestes futuros”, concluyó Gramling.

También le puede gustar...