Mundo

Mujer demanda a AstraZeneca: asegura quedar paralítica tras participar en ensayo de vacuna

 

Mujer demanda a AstraZeneca: asegura quedar paralítica tras participar en ensayo de vacuna

Una madre residente de Utah ha presentado una demanda contra la farmacéutica AstraZeneca, argumentando que quedó “permanentemente discapacitada” después de participar en el ensayo clínico de la vacuna contra el Covid-19 en Estados Unidos, según informó el New York Post.

Brianne Dressen, de 42 años de edad, afirma que estaba en excelente estado de salud al comenzar el ensayo clínico de la vacuna británica en 2020, pero terminó desarrollando una grave afección neurológica, según indica la demanda presentada el día de ayer.

“Entré en la clínica sintiéndome bien y salí con el comienzo de una pesadilla que no le desearía ni a mi peor enemigo”, expresó Dressen, según los documentos legales.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Alexa se vuelve más inteligente, pero su uso tiene un costo

La exmaestra experimentó efectos secundarios de la vacuna apenas unas horas después de recibirla, incluyendo hormigueo en el brazo, visión borrosa, dolor de cabeza, zumbidos en los oídos y vómitos, detalla la demanda.

Algunos de estos efectos secundarios empeoraron y se extendieron a sus piernas antes de que le diagnosticaran parestesia, una enfermedad neurológica en la que los nervios se irritan, según afirma Dressen después de múltiples hospitalizaciones.

En 2021, los médicos neurólogos de los Institutos Nacionales de Salud le diagnosticaron “neuropatía posvacunal”, según asegura la madre de dos hijos.

Dressen acusa a AstraZeneca de incumplir su contrato al no proporcionar una compensación adecuada para cubrir los costos de las facturas médicas relacionadas con sus efectos secundarios, los cuales, según ella, han aumentado considerablemente en los años posteriores a su vacunación.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Alexa se vuelve más inteligente, pero su uso tiene un costo

Afirma que firmó un formulario de consentimiento con el fabricante al inicio del ensayo, en el que se establecía que AstraZeneca “pagaría los costos del tratamiento médico para las lesiones de la investigación, siempre que los costos fueran razonables y que la lesión no fuera causada por ella misma”, según alega la demanda.

Sin embargo, Dressen sostiene que AstraZeneca solo le ofreció un pago único de 1.243,30 dólares, lo cual considera una “fracción mínima” en comparación con las facturas médicas, los salarios perdidos y otros costos financieros en los que ha incurrido y seguirá incurriendo, según indica la demanda.

También le puede gustar...