Salud

¿Te gusta el picante? Conoce los efectos que provoca en tu cuerpo

¿Te gusta el picante? Conoce los efectos que provoca en tu cuerpo
Foto:Unsplash/Jeppe Vadgaard

Los alimentos picantes son una parte esencial de muchas cocinas alrededor del mundo, agregando sabor y emoción a los platillos. Sin embargo, el consumo de alimentos picantes puede provocar una serie de reacciones en el cuerpo. A continuación, exploramos qué sucede en nuestro organismo cuando comemos algo picante y los efectos que puede tener en nuestra salud.

Cuando se consume comida picante, el cuerpo experimenta una sensación inmediata de calor y ardor. Esto se debe a la capsaicina, el compuesto activo en los chiles que se une a los receptores de dolor en la boca y la garganta, conocidos como receptores TRPV1. Estos receptores envían señales al cerebro indicando una sensación de calor, aunque no haya una verdadera elevación de la temperatura.

El consumo de alimentos picantes puede hacer que el cuerpo sude más de lo habitual. Este fenómeno se conoce como sudoración gustativa y ocurre porque el cerebro interpreta la sensación de calor provocada por la capsaicina como si realmente estuviéramos expuestos a una alta temperatura. El cuerpo responde sudando para intentar enfriarse.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Beneficios de las semillas de calabaza: Cómo prevenir enfermedades con este superalimento

Una ventaja interesante de consumir alimentos picantes es la liberación de endorfinas. Las endorfinas son los analgésicos naturales del cuerpo, que se liberan como respuesta al dolor para ayudarnos a sentirnos bien. Es por esto que algunas personas experimentan una sensación placentera después de comer alimentos muy picantes.

Los alimentos picantes pueden acelerar el metabolismo temporalmente. La capsaicina ha sido estudiada por su capacidad para aumentar la termogénesis, el proceso mediante el cual el cuerpo quema calorías para producir calor. Aunque el efecto es generalmente leve, puede contribuir a la quema de calorías adicional.

El consumo de comida picante puede tener varios efectos en el sistema digestivo. Algunas personas pueden experimentar malestar estomacal, acidez o diarrea. La capsaicina puede irritar el revestimiento del estómago y el intestino en individuos sensibles, provocando estos síntomas. Sin embargo, también hay estudios que sugieren que la capsaicina puede ayudar a combatir infecciones bacterianas y mejorar la digestión al aumentar la producción de jugos gástricos.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Cómo controlar el ácido úrico: alimentos que te ayudarán a mantenerlo en niveles saludables

Los alimentos picantes pueden mejorar la circulación sanguínea. La capsaicina actúa como un vasodilatador, lo que significa que ayuda a ensanchar los vasos sanguíneos, permitiendo que la sangre fluya más fácilmente. Esto puede ser beneficioso para la salud cardiovascular, aunque se requiere más investigación para entender completamente estos efectos.

La capsaicina también tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Estos efectos pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y proteger las células del daño oxidativo. Consumir alimentos picantes con moderación puede, por tanto, contribuir a una mejor salud general.

También le puede gustar...