Salud

¿Cómo saber si tienes falta de colágeno en la piel?

Fuente: Pexels/Sora Shimazaki

Cuidar de nuestra piel es tan esencial como velar por cualquier otro órgano de nuestro cuerpo. Siendo el órgano más grande y constantemente expuesto a condiciones adversas como el frío, el calor, el polvo y el sol, nuestra piel puede sufrir y manifestar síntomas visibles.

Los dermatólogos destacan la importancia del colágeno al hablar de la salud cutánea. Según la Mayo Clinic, a partir de los 30 años, nuestro organismo reduce la producción de colágeno, afectando directamente la piel, los cartílagos, los huesos y las articulaciones. Por esta razón, es crucial estar alerta a las señales que indican deficiencia de colágeno.

TE RECOMENDAMOS: ¡CFE dejará de enviar recibos luz físicos! ¿Qué pasa ahora?

El colágeno, siendo la proteína más abundante en el cuerpo, desempeña un papel crucial en diversos tejidos. Mantiene la elasticidad y firmeza de la piel, los músculos, tendones y ligamentos, al unir y fortalecer las células.

Respecto a la relación entre la piel y el colágeno, la doctora Mar Mira, codirectora de la Clínica Mira+Cueto, señala que después de los 30 años “destruimos más colágeno del que fabricamos”. Factores externos como el tabaco, el sol y el estrés agravan esta situación. Es imperativo tomar medidas para mejorar la producción de colágeno, proteger nuestra piel y ralentizar los signos del envejecimiento.

El dermatólogo Carlos Morales destaca los principales síntomas que indican la falta de colágeno en la piel. La flacidez y el adelgazamiento cutáneo son los primeros signos, pero destaca la “caída de la cola de la ceja, el código de barras y el plegamiento de la piel” como síntomas identificativos rápidos.

TE RECOMENDAMOS: 👉  ¿Tu corazón late irregularmente? Descubre qué es la arritmia cardíaca

TE RECOMENDAMOS: ¿Estás usando Instagram demasiado tarde? La app te enviará una alerta para que te vayas a dormir

Ante la detección de estos síntomas, es fundamental consultar al dermatólogo para un examen adecuado y recibir el tratamiento correspondiente. Este generalmente implica ajustes en la alimentación, el cuidado cutáneo ante factores externos y el uso de productos diseñados para compensar la disminución de colágeno.

También le puede gustar...