Salud

Los beneficios del caldo de huesos que deberías conocer

Los beneficios del caldo de huesos que deberías conocer
Foto: iStockPhoto

El caldo de huesos ha resurgido como una estrella culinaria en las redes sociales. Esta receta ancestral, transmitida de generación en generación, ha ganado popularidad debido a sus numerosos beneficios para la salud. Preparar caldo de huesos implica cocinar a fuego lento huesos de diversas carnes como pollo, cerdo o pescado, junto con vegetales, hierbas y especias durante varias horas. Este proceso permite que los nutrientes esenciales se liberen en el líquido, resultando en una bebida altamente nutritiva.

Beneficios del caldo de huesos

Doug Cook, nutricionista y dietista integrador y funcional de la Canadian Digestive Health Foundation, destaca que el caldo de huesos es una fuente rica de colágeno, gelatina, aminoácidos y minerales como el calcio, magnesio y potasio. Estos nutrientes son esenciales para la salud de la piel, los huesos y las articulaciones. En particular, el colágeno ayuda a mantener la elasticidad de la piel, mejora la salud articular y fortalece los huesos. Además, los aminoácidos como la glicina y la prolina presentes en el caldo ayudan a reducir la inflamación y a mejorar la salud intestinal.

Apoyo digestivo y salud intestinal

El caldo de huesos ha sido utilizado durante siglos como un tónico para el sistema digestivo. La gelatina en el caldo fortalece el revestimiento intestinal, previniendo problemas como la permeabilidad intestinal. La glutamina, otro aminoácido en el caldo, es crucial para mantener la integridad del tracto digestivo y reducir la inflamación, siendo especialmente beneficioso para personas con trastornos digestivos crónicos.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Descubre por qué comer melón en ayunas es beneficioso

Salud articular y ósea

El caldo de huesos es especialmente beneficioso para las articulaciones y los huesos debido a su contenido de colágeno, condroitina y glucosamina. Estos compuestos son conocidos por reducir el dolor y la inflamación en las articulaciones, así como por fortalecer los huesos. Consumir caldo de huesos regularmente puede ayudar a prevenir enfermedades como la artritis y mejorar la movilidad y la flexibilidad.

Fortalecimiento del sistema inmunológico

El consumo regular de caldo de huesos también puede fortalecer el sistema inmunológico. Los nutrientes en el caldo ayudan a mantener una microbiota intestinal saludable, lo cual es crucial para una función inmunológica óptima. Además, la glicina en el caldo actúa como un neurotransmisor que puede mejorar la calidad del sueño, reducir la ansiedad y promover un estado de calma. Esto, a su vez, mejora el estado de ánimo y la función mental.

TE RECOMENDAMOS: 👉  Descubre por qué comer melón en ayunas es beneficioso

Apoyo en la pérdida de peso y desintoxicación

El caldo de huesos es una excelente opción para aquellos que buscan perder peso de manera saludable. Su alto contenido de proteínas proporciona una sensación de saciedad, ayudando a controlar el apetito y reducir el deseo de consumir alimentos ricos en azúcar. Además, los aminoácidos como la glicina y la prolina ayudan al hígado a eliminar toxinas del cuerpo, promoviendo una desintoxicación eficiente y el reemplazo de células dañadas por otras más jóvenes y saludables.

En resumen, el caldo de huesos no solo es una delicia reconfortante sino también un aliado poderoso para la salud general, apoyando desde la piel y las articulaciones hasta el sistema digestivo y el inmunológico.

También le puede gustar...